Primer albergue modular de la región en Limache fue visitado por el seremi de Desarrollo Social

Una visita al albergue municipal de Limache realizó el seremi de Desarrollo Social y Familia, Ricardo Figueroa, quien, en conjunto al alcalde de la comuna, Daniel Morales y a la gobernadora de Marga Marga, Carolina Corti, corroboraron el éxito que ha tenido el recinto que cumple más de un mes y medio desde el inicio de su funcionamiento.

El espacio, emplazado a un costado de la piscina municipal, es único en la región de Valparaíso dada su estructura que contempla módulos independientes y calefaccionados que se ajustan a todas las necesidades que exige la pandemia del covid-19. Además, dispone de elementos de seguridad e higiene e incluso un espacio destinado para perros callejeros de la comuna, que gozarán de un  refugio en las noches más frías de este invierno.

En la visita, el secretario ministerial destacó la innovación del albergue impulsado por privados, el municipio y la cartera de Desarrollo Social que se materializa en la ayuda a una veintena de personas que podrán alojarse hasta septiembre.

“Estamos muy contentos con esta visita realizada y agradecemos mucho el apoyo que ha otorgado este Plan Protege Calle y al alcalde Daniel Morales con todo su equipo. Vemos acá mucho cariño, que es lo que buscamos: empatía social con personas que están sufriendo, que son un grupo vulnerable que está haciendo muy afectado en una situación compleja como la que tenemos hoy cuando no es solamente el frío además esta pandemia” expresó el seremi, Ricardo Figueroa.

Dentro de las cualidades que destacan del innovador espacio es el apoyo profesional y humano que se le entrega a las personas en situación de calle que pernoctan en el lugar. En ese sentido, el alcalde Daniel Morales expresó que “para nosotros ha sido visibilizar algo que a veces en Limache pasa inadvertido que es la gente en situación de calle. Nosotros hemos entregado a través de este albergue: dignidad, apoyo social y una cobertura que normalmente no tenía”.

En esa misma línea, uno de los usuarios del albergue, José Luis Vilches, agradeció de sobremanera no solo las comodidades del recinto sino el apoyo profesional otorgado.

“Está muy bonito, es cómodo y hemos tenido harto apoyo con las asistentes y psicólogos, y la gente está preocupada por nosotros porque somos situación calle”.

Mismo sentimiento compartido por Marcelo Marín, quien lleva más de un mes utilizando el lugar y que espera que repita todos los años.

“Escuche que esto había comenzado hace tres años. Yo espero que siga por muchos años porque hay mucha gente que realmente lo necesita y yo me alegré cuando llegue esa primera noche”.

El albergue municipal funciona desde mayo y proyecta disponibilidad hasta septiembre, ofreciendo -además- servicios de cena y desayuno a los vecinos en situación de calle de la comuna.

Deja un comentario