Obispado suspende fiestas religiosas de Lo Vásquez, las 40 horas y niño Dios de las Palmas, entre otras.

Frente a los efectos de la Pandemia en nuestro país y su impacto en la realidad regional, el Obispado de Valparaíso ha dispuesto para sus Santuarios la celebración virtual de todas las fiestas religiosas. Los templos estarán cerrados el día de sus festividades y los peregrinos y peregrinas podrán seguir las diferentes celebraciones desde las distintas transmisiones posibilitadas por las Redes Sociales de cada uno de ellos. Las masivas celebraciones de fe realizadas en otros tiempos darán paso a nuevos formatos virtuales que buscarán potenciar el cuidado de la salud y una experiencia de fe segura y cercana en tiempos de pandemia.

La primera fiesta religiosa que se celebrará de manera virtual en la Diócesis será la Fiesta de la Inmaculada Concepción en el Santuario de Lo Vásquez. Esta celebración religiosa es una de las más masivas del país, congregando a cerca 800 mil personas el día 8 de diciembre en la Comuna de Casablanca. El Santuario de Lo Vásquez que ha permanecido cerrado a los peregrinos y peregrinas desde marzo, también lo estará para la Festividad mariana del 8 de diciembre.

Por muchos años, millones de pereginos han visitado el Santuario de Lo Vásquez y estamos seguros que la Virgen seguirá escuchando e intercediendo por sus peticiones. Este tiempo es una invitación, a hacer de cada hogar un Santuario donde podremos encontrarnos y elevar a Dios nuestra oración por Chile y cada una de nuestras necesidades.

Desde marzo de este año, los Santuarios de la Diócesis de Valparaíso cerraron sus puertas a cualquier tipo de celebración masiva y presencial por causa de la crisis sanitaria, enfocándose en la generación de nuevos espacios virtuales para la vinculación y atención espiritual de todos sus fieles. En este nuevo camino pastoral, se han ido desarrollando distintas iniciativas online en cada una de las parroquias y santuarios, potenciando el acompañamiento y la vinculación de todas las comunidades a través de las distintas plataformas digitales.

De esta manera, esta medida busca ayudar en la detención de la propagación de la pandemia y evitar las aglomeraciones que se producen en las peregrinaciones religiosas, donde el distanciamiento social y las condiciones mínimas de sanidad son muy difíciles de cumplir.

Sabemos que esta medida tomada por la pandemia es dolorosa para muchos creyentes que durante este tiempo han debido enfrentar la enfermedad, el desempleo y la muerte de seres queridos por causa del COVID19. Pero creemos también, que la mirada de fe nos debe llevar a valorar, por sobre todas las cosas, la vida y la salud de cada persona y asumir la responsabilidad social que la Iglesia Católica tiene, entregando signos claros que ayuden al cuidado de todos.

Además del Santuario de Lo Vásquez, esta medida también se extiende para las peregrinaciones masivas en el Santuario del Niño Dios de las Palmas en Olmué (25 de diciembre); Santuario de Nuestra Señora de los Desamparados en La Calera (Enero); Santuario de Lourdes en Viña del Mar (11 de febrero); Santuario de la Virgen de las 40 horas en Limache (finales de febrero); y el Santuario de San Expedito en Reñaca (19 de cada mes).

Deja un comentario