Con ritual nocturno, despidieron a bombero insigne de Limache

FUNERAL

funeral 3

En medio de escenas de hondo pesar se desarrolló este domingo el funeral del voluntario de la segunda compañía de Bomberos de Limache, Rafael Gahona Rossel, quién dejara de existir a los 96 años de edad, 65 de los cuales dedicó al voluntariado a través de tan noble institución.

El rito fúnebre que despidió al bombero insigne comenzó promediando las 19.45 cuando, en medio de un cortejo que efectuó un recorrido a pie, el féretro fue trasladado desde el salón de honor de la segunda compañía – en donde fue velado – hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, en donde el presbítero Jorge Correa ofició la misa de réquiem.

autoridadesPreviamente, la comitiva que acompañaba los restos de Rafael Gahona y que fue encabezada por el alcalde de Limache Daniel Morales junto al Superintendente de la institución José Saavedra y el Vice Superintendente Wladimir Lazcano, se dirigió hasta el monumento al bombero voluntario, en plena Avda. Urmeneta en donde se le rindió un primer homenaje.

Hasta la Iglesia de Lourdes arribó gran cantidad de amigos y conocidos de Rafael Gahona, quienes junto con asistir al oficio religioso acompañaron en todo momento a la familia del malogrado voluntario.

Tras el término de la eucaristía y del respectivo responso, por el eterno descanso de su alma, el féretro fue subido a la camioneta de comandancia, acompañado de 4 voluntarios, emprendiendo el camino al cementerio parroquial de la comuna, escoltado por Carabineros de la tercera comisaría de Limache, una gran cantidad de personas, voluntarios de las tres compañías de esta ciudad y una pequeña delegación de Olmué y Quillota, todos a bordo de diversas unidades bomberiles. El cortejo enfiló entonces rumbo hacia la Avda. Urmeneta para posteriormente dirigirse al cementerio local.

funeral 2

Fue en Palmira Romano con calle General Bueras en que el cortejo se detuvo para dar paso a un funeral a pie, en donde el féretro fue escoltado por voluntarios de la segunda compañía, quienes portaban antorchas que iluminaban en parte el breve recorrido y daban un aspecto de solemnidad al triste desfile.

Ya en las puertas del cementerio local, todas las unidades del cuerpo de Bomberos de Limache se formaron para recibir los restos de quien fuera un destacado voluntario, al tiempo que las sirenas de las tres compañías de Limache sonaban al lamento.

cementerioTras los discursos de rigor vino el momento del adiós y la despedida definitiva a quién durante tantos años brindó lo mejor de su vida para ayudar y proteger a la comunidad limachina, en incendios, temporales, terremotos y diversas emergencias que en los últimos 65 años azotaron a Limache.

Junto al ulular de las sirenas de las unidades apostadas en las afueras del camposanto el féretro con los restos mortales de Rafael Gahona Rossel fue bajado al fondo de la sepultura, dejando tras de sí un legado que deberán asumir ahora las nuevas generaciones de bomberos, hombres y mujeres que vibran con el llamado de emergencia y han jurado defender y proteger a la ciudadanía, a cambio de sólo sentir en sus pechos la satisfacción y el orgullo del deber cumplido.

FUNERAL

Deja un comentario