Fieles de Limache veneraron a la Virgen en su día

Con una procesión que recorrió las calles aledañas a la plaza Independencia en Limache, la comunidad religiosa de la Iglesia de las 40 horas festejó el día de la Inmaculada Concepción.

La procesión salió desde el templo promediando las 18.30 horas de este domingo 8 de diciembre y fue presidida por la imagen de la Virgen María, que fue traída desde la hermita ubicada en la punta de diamante que imagenconforman las calles Echaurren y Palmira Romano, siendo acompañada por el rector del santuario de las 40 Horas, Pbro. Mario Lisperguer, diáconos, servidores de la Virgen y fieles en general.

La caravana avanzó lentamente, entonando canticos religiosos y rezando el Santo Rosario para finalmente volver al templo, en la imagen de la Virgen quedó expuesta para la veneración de los fieles para luego dar paso a la misa, que fue seguida con recogimiento por la concurrencia.

Origenes de la celebración

Los origenes de la fiesta de la Inmaculada Concepción se remontan al 8 de diciembre de 1854, cuando el Papa Pío IX, promulgó un documento llamado “Ineffabilis Deus” en el que estableció que el alma de María, en el momento en que fue creada e infundida, estaba adornada con la gracia santificante.

Desde entonces, esta es una de las verdades que los católicos creen, aunque a veces, no llegan a entender. Es lo que se llama Dogma o artículo de fe.

La Virgen María fue “dotada por Dios con dones a la medida de su misión tan importante” (Lumen Gentium). El ángel Gabriel pudo saludar a María como “llena de gracia” porque ella estaba totalmente llena de la Gracia de Dios.

Dios la bendijo con toda clase de bendiciones espirituales, más que a ninguna otra persona creada. Ella es “redimida de la manera más sublime en atención a los méritos de su Hijo”. (LG, n. 53)

La devoción a la Inmaculada Concepción es uno de los aspectos más difundidos de la devoción mariana.

Tanto en Europa como en América se adoptó a la Inmaculada Concepción como patrona de muchos lugares.

panoramica iglesia

Deja un comentario