Gendarme se suicidó al interior de cárcel presidio de Limache

Víctima de las lesiones sufridas luego de haberse disparado un tiro en la sien derecha y mientras era atendido en el servicio de urgencia del Hospital Santo Tomás de Limache, dejo de existir pasada la medianoche el gendarme José Ignacio Gómez Alvarez, de 21 años de edad, de dotación de la cárcel presidio de Limache.

Así lo confirmó a la prensa el director regional de esa institución, coronel Tulio Arce, quién enterado de los hechos se constituyó de inmediato en el centro asistencial limachino.

DIRECTOR REGIONAL DE GENDARMERIASegún explicó el alto oficial, los hechos comenzaron a desarrollarse cerca de las 22.30 horas de este lunes 14, cuando el gendarme José Gómez Alvarez, quién se encontraba apostado en el puesto número 3 del centro de detención preventiva de Limache se autoinfirió un disparo en la sien derecha, con salida de proyectil, con un revolver que formaba parte de su armamento de servicio.

Al escuchar el disparo, personal de servicio en el recinto penitenciario fue en su apoyo, encontrando al gendarme Gómez Alvarez con una herida a bala en su cabeza del tipo suicida.

De inmediato se llamó al hospital de Limache que envió una ambulancia del SAMU, trasladándose al funcionario herido hasta el servicio de urgencia del hospital limachino en donde se le brindaron las atenciones de primeros auxilio. Sin embargo y mientras era preparado para ser trasladado hasta el hospital naval de Valparaíso, el gendarme sufrió un paro cardiorrespotarorio del cuál no pudo sobreponerse, falleciendo en el pabellón quirúrgico.

gendarmeAún impactado con el hecho, el director regional de gendarmería conversó con la prensa indicando que este es un hecho lamentable en que la institución estuvo apoyando a su familia de forma permanente desde el primer momento “inmediatamente ocurrido el hecho se notificó a la dupla sicosocial, la que se constituyó, tanto en la unidad penal como en el hospital, con la finalidad de contener tanto a la familia a como a los compañeros de trabajo, que están muy afectados por este hecho.” dijo el alto oficial.

Recordó que la labor desarrollada por gendarmería era de alto riesgo, de alto stress lo que los ha llevado a estar preocupados de este tema: “se han desarrollado distintas jornadas de apoyo a la salud mental y psicológico” puntualizó el coronel Arce.

Respecto de las razones que habría tenido el funcionario para adoptar tan drástica decisión, el coronel Arce dijo que se desconocía por cuanto no había ningún indicio que alertara respecto de un hecho así. Indicó que tampoco dejó alguna carta explicando tal situación, por lo que fue una muy amarga sorpresa para todo el mundo.

Los restos del malogrado gendarme serán trasladados hasta el servicio médico legal de Quillota en horas de la mañana de este martes 15 y posteriormente entregados a sus familiares.

Deja un comentario