Internos de ex Lihuén protagonizaron desordenes el fin de semana

Momentos de tensión se vivieron este fin de semana en el Centro de Internación Provisoria y Centro de Cumplimiento de Régimen Cerrado, CIP-CRC de Limache (ex Lihuén) , cuando los jóvenes internos de ese lugar procedieron a generar diversos disturbios que motivo la presencia de refuerzos de Gendarmeria, llegados de diversas localidades de la región.

Según trascendió, los hechos habrían comenzado a registrarse la tarde del pasado jueves cuando un grupo de internos, por causas que no están del todo claro, procedieron a asaltar la enfermería existente al interior del lugar en donde reventaron diversos cajones y muebles para sustraer una cantidad no precisada de medicamentos, muchos de ellos con características de estupefacientes y psicotrópicos.

Al día siguiente y mientras la ciudad de Limache conmemoraba la festividad religiosa del Viernes Santo, los internos procedieron a consumir los medicamentos robados generándose una situación de extrema urgencia ya que muchos de ellos subieron a las techumbres del centro de internación para generar disturbios, al tiempo que otros provocaban destrozos e interrumpían el normal funcionamiento del lugar.

La acción sobrepaso en cosa de minutos al personal encargado de la seguridad de los jóvenes internos por lo que fue necesario solicitar cooperación a diversas unidades de Gendarmería de la región, como Quillota y Valparaíso, que de inmediato enviaron refuerzos para controlar la situación y evitar que los desórdenes se acrecentarán, llegándose a temer incluso una fuga de quienes cumplen condena en el lugar.

Los únicos que no participaron de este vasto operativo fueron los funcionarios del Centro Penitenciario de Limache, los cuales aún permanecen afectados debido a la lamentable situación vivida días atrás con el suicidio de un joven gendarme, lo que ha motivado incluso que muchos de sus compañeros permanezcan en actualidad con licencia médica, recuperándose de la fuerte situación.

Recién y cerca de las 21.00 horas del viernes la situación comenzó a normalizarse cuando muchos de los jóvenes fueron trasladados a otros centros de internación.

Al ser consultado el departamento de relaciones públicas y prensa de la dirección regional de Gendarmería, confirmaron la presencia de refuerzos de esa institución en el operativo desarrollado en el ex centro Lihuén pero asimismo descartaron referirse oficialmente al tema por cuanto dicho lugar de reclusión es de responsabilidad del Servicio nacional de Menores ( SENAME) institución en donde hasta el cierre de la presente información no se había entregado una información oficial sobre lo sucedido.

Deja un comentario