Con un empate a dos goles, Deportes Limache debutó en la tercera “A” del fútbol chileno

Un empate con sabor a derrota sufrió el cuadro de Deportes Limache, en su primer compromiso en el torneo de la tercera división “A” del futbol chileno.

En condición de local el cuadro limachino recibió a Provincial Talagante, ante unos 200 espectadores, que llegaron hasta el estadio Municipal Ángel Navarrete para ver el debut del equipo de Mauricio Riffo en su nueva categoría.

Durante los primeros 10 minutos de compromiso, el tramite dentro de la cancha de juego fue sólo un monologo protagonizado por el equipo visitante, el cual prácticamente anulo a los limachinos. Sin embargo, y promediando ya el cuarto de hora, los locales comenzaron a tener más la pelota, establecer su juego y crear algunas oportunidades de gol. Fue así como, cuando corrían los 25 minutos del primer tiempo, una jugada en medio campo significó que una pelota llegara a los pies de Diego Huerta, camiseta número 10, el cual en rápida maniobra enfrentó solo al arquero visitante, al cual venció con un perfecto “globito”, que significó dejar a Deportes Limache arriba en el marcador.

El trámite del partido siguió favoreciendo a los locales, con un juego ordenado, pero en algunos momentos carente de concreción. Pese a eso, y cuando corrían los 43 minutos y el partido ya casi terminaba en su primera etapa, una falta en contra de Luis “Nano” Araya significó un tiro libro en diagonal al arco visitante, que fue muy aprovechado dentro del área con un impecable toque atrás para facilitar la entrada de Ricardo Paz, camiseta número 30, quién no tuvo dificultad para mandarla al fondo de las mallas. De esta forma y al termino de la primera etapa. Deportes Limache vencía por dos goles a cero.

Sin embargo, tras el descanso, las cosas fueron muy diferentes.
Nada más comenzada la segunda etapa, los visitantes se lanzaron frenéticamente en la búsqueda del empate. Fue así como a los 8 minutos, un ataque de provincial Talagante terminó en falta penal, la que fue perfectamente ejecutada por el jugador Juan Carlos Orellana – que había ingresado tras el entretiempo – dejando las cosas 2 a 1.

De ahí en adelante una serie de errores arbitrales, la ansiedad y la falta de concreción en la puntada final conspiraron en contra del cuadro local, hasta que a los 40 minutos de juego una entrada por la izquierda permitió que un delantero visitante lanzara un fuerte disparo al arco protegido por el portero Lobos, el cuál pese a manotear la pelota no pudo evitar que ésta terminara en su portería, decretándose el 2 a 2.

Los minutos finales fueron de un continuo ataque limachino y de nada valieron los 5 minutos de adición que decretó el juez del partido.

De esta forma, Deportes Limache sólo se tuvo que conformar con un punto de tres en juego, lo que significó la desazón de los jugadores y cuadro técnico.

En su próximo compromiso, Deportes Limache deberá trasladarse hasta la localidad de Casablanca para enfrentar al cuadro de Defensor de Casablanca, que en su primer compromiso venció por 2 goles a uno al equipo de Colchagua.

1

2

Deja un comentario