Internos del hogar “Don Guanella” fueron a conocer a Farkas y volvieron con cheque de 5 millones de pesos

Cuando la señora Gabriela Muñoz, quien trabaja en el hogar Don Guanella,  se enteró a través de la radio que Leonardo Farkas se encontraba a escasos metros de ese recinto no lo pensó dos veces y dejo de lado el planchado que efectuaba en esos momentos para tomar a varios de sus “niños” y trasladarse presurosa hasta el frontis de la grana de la “Tía Clarifa”  en donde el filántropo efectuaba una visita.

Llegó minutos antes que Farkas abandonara el lugar y se pegó a una malla metálica con la finalidad de tratar de conocer en persona a ese hombre a quien ella ansiaba conocer “ todas las noches le pedía a Dios que alguna vez me permitiera conocerlo y hablarle “  dijo aun emocionada.

Quiso el destino que Leonardo Farkas encaminara sus pasos derechito hasta donde ella se encontraba y así no tuvo inconvenientes en hablarle del hogar y de la función que cumple.   ¿ Y que  necesitan ?   dijo Leonardo Farkas, en medio de los gritos de las otras personas que se encontraban en el lugar.   Un bus – respondió rápidamente la señora     indicándole que el hogar posee una pequeña camioneta que no permite que los 34 internos del hogar puedan salir al unísono.   Eso es muy grande, le respondió Farkas  y le pidió que le pidiera algo más “aterrizado”.

No importa dijo la señora Gabriela,  “algo que nos alcance para comprarle un helado a los niños estaría bien”. Muy bien dijo el filántropo, y de inmediato pidió si alguien tenía un lápiz disponible con el cual procedió a llenar un cheque por 5 millones de pesos que entregó en las manos de la emocionada mujer, que con lagrimas en los ojos y voz entrecortada solo atinaba a repetir una y otra vez….. gracias….muchas gracias don Farkas.

Ya más serena y al conversar con diario Crónica, la mujer dijo sentirse “tan feliz como si esa plata me la hubiesen regalado a mi.  Esta gente es muy especial, le gustan que los vayan a ver… hay algunos que están ahí de guagüita.”

Dijo que en ese momento el director del hogar se encontraba en el hospital buscando algunos medicamentos para los más chicos y no tenía idea del regalo que Leonardo Farkas les había hecho.

El hogar Nuestra Señora del Trabajo “don Guanella” de Limache recibe a personas de escasos recursos, muchos de ellos llegan niños, que presentan algún grado de discapacidad síquica, llevando hasta la fecha un total dew 34 internos quienes viven en las instalaciones que la fundación posee en la calle San Alfonso, de esta comuna.

 Niños don Guanella

Deja un comentario