Perrito estuvo por una hora encerrado en la cabina de un automóvil, a pleno sol y con las ventanillas abiertas apenas unos cuantos centímetros.

En lo que se podría constituir en un delito de maltrato animal, una mujer dejo encerrado a su pequeño perrito por espacio de una hora al interior de su automóvil, bajo el fuerte sol de la tarde de este lunes 28, frente al Hospital de Limache.

El hecho comenzó a gestarse cerca de las 16.00 horas cuando transeúntes que circulaban en torno al recinto asistencial se percataron que al interior de un jeep de color azul se encontraba un perrito, el cual estaba sufriendo todas las inclemencias de la alta temperatura que se registraba en esos momentos.

El jeep permanecía estacionado y sus ventanillas se encontraban abiertas en no más de 5 o 6 centímetros, hecho que alarmó a las personas quienes dieron cuenta de la situación al municipio local que se hizo presente de inmediato a través de un médico veterinario.

Sin embargo y pese a solicitarse al interior del hospital que la propietaria del vehículo se acercara a solucionar la situación, esto no ocurrió y al cabo de 30 minutos el personal municipal decidió solicitar la presencia de efectivos de Carabineros.

La situación siguió sin alteración otros 30 minutos, periodo en el cual reporteros de diario Crónica pudieron comprobar que el can se había refugiado en la parte baja de los pedales del conductor en donde presentaba diversos espasmos.

Finalmente y cuando la angustia ya se apoderaba de los presentes aparecieron – casi simultáneamente – funcionarios de Carabineros y la conductora del vehículo quien dijo que el perrito estaba bien y que lo había dejado ahí solo por 10 minutos para ingresar a su madre al hospital ya que presentaba un cuadro de extrema gravedad que la mantenía casi al borde de la muerte. Dicha versión fue posteriormente desmentida por funcionarios de seguridad del recinto hospitalario quienes afirmaron que la mujer había ido a visitar a una paciente en el horario habilitado para ello.

Personal de Carabineros se limitó a consultar los datos de la conductora del móvil y de quienes habían solicitado la presencia policial, retirándose posteriormente del lugar. De esta forma el perrito siguió enclaustrado al interior del vehículo aun cuando la propietaria del mismo accedió a bajar otros 5 centímetros las ventanillas.

Al ser consultado sobre esta situación, el médico veterinario de la Municipalidad de Limache, Gonzalo León, quien se hizo presente en el lugar, indicó que “al haber animales en un ambiente cerrado, en este caso en un automóvil, la temperatura que alcanza el animal es mucho más elevada, alcanzado3 o 4 grados más de los que hay en el ambiente.”  Agregó el profesional que bajo estas circunstancias “el animal se comienza a deshidratar, a desesperar y corre el riesgo que sufra un shock térmico que finalmente lo puede llevar a la muerte.”

El médico veterinario dijo que este hecho está considerado como un maltrato animal y la conductora del vehículo corre el riesgo de ser denunciada por este motivo.

 Perrito encerrado en auto

Perrito encerrado en auto 2

Deja un comentario