Con triunfo ante Wanderers, Deportes Limache vivió su «Noche Roja» 2016

Por: Carlos Chussir Valenzuela

Antes unos 350 espectadores aproximadamente, el cuadro de Deportes Limache venció a un juvenil Santiago Wanderers y sacó cuentas alegres de cara a la Copa Absoluta de Tercera División.Imagen integrada 1

El estadio  «Ángel Navarrete Candia»  fue escenario de una presentación que busca identificar a los habitantes de Limache con su club, que supo de gloria tras el campeonato de Tercera B el 2013. Han sido dos temporadas de altibajos en Tercera A, pero el objetivo este año es ambicioso: lograr el ascenso a Segunda División.

En ese contexto, Deportes Limache organizó la llamada «Noche Roja», donde hubo un partido preliminar entre el equipo de proyección (Sub-20) del local y el vigente campeón del Torneo de Clausura Sub-17, Santiago Wanderers. Los dirigidos por Domingo Sorace vencieron por 2-1 a los anfitriones, para luego dar paso a la presentación de los nuevos jugadores limachinos.

De éstos, los más destacados que llegaron al club, son Samuel Mendoza, defensor central con pasado caturro y que realizó su última campaña con Unión Casablanca. Incluso hay jugadores que tienen experiencia en el fútbol profesional, como son los casos de Jeison Rojas (Deportes Copiapó), Diego Wilson (Unión San Felipe) y Kevin Mallea, quien disputó la Copa Chile junto a Cobresal el 2014. Tuvo su última incursión en Incas del Sur, equipo que no participará este año en el fútbol amateur.

La primera formación dispuesta por el nuevo entrenador del equipo rojo,  Leonardo Vinés fue con Rodrigo Yáñez; Diego Wilson, Kevin Mallea, Samuel Mendoza y Michel Ramírez; Romario Miranda, Tomás Sotelo; Jean Vera; Ignacio Avello, Felipe Durán y Jean Paul Morán.

Por el lado de Wanderers, la alineación Sub-19 que paró Moisés Villaroel fue la siguiente: David Pérez; Dylan Astudillo, Jean Brach, Brian Chepolich, Patricio Álvarez; Kevin Vásquez, Luis Celedón; javier Retamales; Yerko Muñoz, Fabián Pavez y Mauricio Sánchez.

El trabajo que ha realizado Limache con el nuevo cuerpo técnico dio frutos temprano, a los 15 minutos en una jugada donde Felipe Durán intentó definir de globito, el portero Pérez alcanzó a ralentizar la trayectoria, pero estuvo atento Ignacio Avello para tomar el rebote y convertir el primer gol del partido.

Se notó bastante intensidad en ambos equipos, aunque fue el «Rojo» quien manejó el primer tiempo, en parte gracias al buen juego de Jean Vera y una defensa que prácticamente no entregó licencias.

Al ser un encuentro amistoso, se dispuso que fueran dos tiempos de 35 minutos, por lo que muchos quedaron sorprendido cuando el juez Mauricio Acosta mandó a los jugadores a camarines «antes de tiempo».

Para el complemento, Vinés programó un esquema con otros jugadores (9 cambios en total). Por lo tanto, la nueva formación estuvo compuesta por Sebastián Triviño; Luis Cataldo, Samuel Mendoza, Luciano Meneses, Luis Zúñiga; Giakumis Kodogiannis, Cristian Zagal; Marcelo Bermúdez; Piero Paz, Tomás Dib y Javier Hernández.

Vale la pena hacer un punto aparte por Kodogiannis. Sí, es el mismo jugador que militó en Santiago Wanderers, Puerto Montt, Unión La Calera y San Luis de Quillota. No fue presentado con el resto del plantel, pero sí intervino en el segundo tiempo. Aún no se cierra su traspaso al equipo tomatero, pero está cerca. De concretarse, se transformaría desde ya en una de las contrataciones estrella de la categoría, basada en su vasta experiencia en el fútbol profesional.

Wanderers, en tanto, hizo un total de 5 cambios durante el complemento (todos los suplentes disponibles). A saber, el portero Germán Guerrero, el defensor Gonzalo Iturrieta, los volantes Kevin Seguel y Nicolás Fuentes, y el artillero Thomas Vicencio.

En general, bajó mucho el ritmo de juego dada la enorme cantidad de sustituciones. Ya no existía tanta presión alta por parte de Limache y Wanderers comenzó a probar desde media distancia, aunque encontró una férrea resistencia por parte del guardameta Triviño, quien proviene de las divisiones inferiores de Everton.

Cuando quedaban pocos minutos para el final, el «Bigotón» Vinés decidió mover el tablero y sacar a un defensor, Samuel Mendoza, para que hiciera su ingreso Bruno Saavedra, un hombre con vocación más ofensiva.

Cuando se jugaban los descuentos, vino una chilena por parte de Piero Paz, se generaron varios rebotes y esto lo aprovechó Saavedra para liquidar el encuentro y dejar contenta a la parcialidad local, que asistió en gran número si se compara a lo que sucedió el año pasado, donde en promedio no se superaban las 50 personas.

En resumen, cuentas alegres para Deportes Limache, que tiene planeado otro amistoso por confirmar con un equipo de Primera B (Magallanes) antes de comenzar su sueño al profesionalismo a partir del próximo mes.

Deja un comentario