25/06/2024

El papa Francisco, hospitalizado por una infección respiratoria

Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, de 86 años ha sido ingresado en el hospital Gemelli de Roma para unos “controles programados”

El papa Francisco es llevado a un coche tras su audiencia general semanal en la plaza de San Pedro, el miércoles por la mañana

El papa Francisco vuelve a estar ingresado en el hospital Gemelli de Roma. Según informó el Vaticano, Francisco, que tiene 86 años, experimentó algunas “dificultades respiratorias” en los últimos días, y este miércoles por la tarde acudió al centro romano para realizar algunos controles médicos. Los resultados excluyen que se haya contagiado de coronavirus, pero sí identificaron una “infección respiratoria” que requerirá que sea tratado durante “algunos días” en el hospital.

Según los medios italianos, el Pontífice experimentó algunos dolores al respirar al regresar a su residencia de Santa Marta tras la audiencia general del miércoles, cuando se le vio cansado, moviéndose con dificultad y aparentando sufrir fuertes dolores. Entonces sería cuando se le recomendó que fuera trasladado al hospital, en ambulancia, para realizarse algunas pruebas. La agencia italiana Ansa apunta que los primeros exámenes descartarían una situación preocupante. 

Por ahora, el Papa podría estar varios días ingresado, ya que, según fuentes vaticanas ha cancelado sus reuniones durante este jueves y viernes por si las pruebas necesitan más tiempo. Lo que parece claro es que por lo menos iba a pasar la noche, porque su equipo más cercano, incluyendo el de seguridad, está preparado para dormir en el centro. Se encuentra en la décima planta del hospital Policlínico Gemelli de Roma, donde hay la zona permanentemente reservada para los papas, con incluso una uci, y desde donde quiso realizar el rezo del Ángelus en julio del 2021. Allí tendría maquinarias para estar monitoreado constantemente. Cuando tenía apenas 21 años, el argentino vivió una infección pulmonar que derivó en una operación quirúrgica urgente extirparle el lóbulo superior del pulmón derecho.

Se trata del mismo centro, el Policlínico Gemelli, en que en julio del 2021 estuvo ingresado once días después de ser operado del colon. En aquella ocasión se le extirparon 33 centímetros de intestino, aunque después reveló que podía comer y hacer vida normal. Sin embargo, en enero explicó que había vuelto a presentarse la diverticulitis que le obligó a operarse por primera vez, por lo que en un primer momento, cuando el Vaticano solamente informó de “controles previamente programados” en un escueto comunicado, se pensó que se trataba de una revisión sobre esta dolencia.

“Estoy bien de salud. Por la edad que tengo, estoy normal. Podría morirme mañana, pero vamos, está controlado”, bromeó durante una entrevista con Ap, en enero, en la que dijo que no se le ha ocurrido hacer testamento.

Francisco realizó con normalidad su habitual audiencia general de los miércoles, aunque después de encontrarse mal canceló una entrevista que tenía prevista con un programa italiano para un especial de Semana Santa. El ingreso hospitalario llega pocos días antes que inicie la Semana Santa, y el programa del Vaticano incluye una intensa presencia del Pontífice, comenzando por la misa de Domingo de Ramos el próximo día 2 de abril. Ahora mismo hay dudas sobre si podrá llegar a presidirla. “El papa Francisco está emocionado por los muchos mensajes recibidos y exprime gratitud por la cercanía y la oración”, zanjó el Vaticano.