Unidad de Hospitalización domiciliaria permite liberar camas y atender pacientes complejos en sus domicilios

Nueve de la mañana en punto, inicia su recorrido el móvil que traslada a uno de los equipos clínicos de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital de Quilpué. Su destino comprende la visita de distintos pacientes del plan urbano de Quilpué –otro equipo se dirige a Villa Alemana- todos hospitalizados en sus hogares, quienes reciben atención multidisciplinaria para recuperarse de distintas afecciones, varias de ellas de gran complejidad y que requieren tiempo de recuperación.

“Partimos en la mañana con una ruta organizada de acuerdo a los requerimientos y necesidades de cada paciente. Cada familia y paciente es un mundo distinto. No sólo intentamos cumplir el objetivo terapéutico por el cual se ingresa al paciente, sino que también abordamos otras variables, psicológicas, sociales, el ambiente familiar, para que el paciente tenga una rehabilitación rápida, óptima y de calidad” explica la enfermera Geraldine Araya, mientras se traslada  rumbo a la casa de Gerardo Sepúlveda, un paciente con lesión de pie diabético.

Durante la atención, la dupla enfermera y tens cumple a cabalidad el objetivo de la visita, realizan curación avanzada, miden sus niveles de glicemia, realizan educación a su familia y dan las indicaciones de cuidado que se deben seguir durante su proceso de hospitalización en el domicilio.

“Que lo vengan a visitar a la casa, y que la atención siempre sea buenísima, a uno le permite recuperarse más rápido, siguiendo las indicaciones del equipo. Estuve tres meses hospitalizado sin mi familia lo que me afectó mucho, ahora estoy con ellos, sé que es largo el camino para lograr mi recuperación pero con el apoyo del Hospital tengo la seguridad que podré salir adelante, son un gran apoyo” expresó Gerardo.

La familiar de otra paciente de la unidad dada de alta, Simonett Farfán comentó “vamos a echar de menos al equipo que se han portado excelente con nosotros, me enseñaron todo lo necesario para cuidarla, nos dieron contención psicológica cuando se nos venía el mundo abajo” expresó.

CONTRIBUIR A LA GESTIÓN HOSPITALARIA

La Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital de Quilpué inició sus funciones el año 2013, cuando solo contaba con un médico, una enfermera y una técnico paramédico, en horario diurno de lunes a viernes, recibiendo pacientes de baja complejidad, y con solo 15 cupos.

Con el pasar de los años la unidad fue creciendo, aumentando su recurso humano de manera considerable, así también la complejidad de los pacientes que eran atendidos, y con cobertura de lunes a domingo en turnos de 12 horas, aumentando su capacidad a 42 pacientes.

Así lo destacó su enfermera supervisora, María Angélica Gutiérrez, quien expresó que el crecimiento de la Unidad “ha significado una enorme contribución a la gestión hospitalaria, pues ha permitido facilitar la salida de pacientes en forma precoz, permitiendo de esta manera la liberación de camas hospitalarias”.

Los pacientes atendidos en esta modalidad obtienen beneficios importantes a la hora de favorecer su proceso de recuperación, donde la familia juega un rol fundamental, apoyando en los cuidados y atenciones en un ambiente hogareño y cariñoso.

“Actualmente nuestra unidad cuenta con un equipo multidisciplinario, donde  médicos, enfermeras, técnicos de enfermería, kinesiólogos, fonoaudiólogo y trabajadora social, trabajan en forma coordinada para dar respuesta a los requerimiento de nuestros pacientes”.

La labor de la unidad es acompañar al paciente en su proceso de recuperación definitiva a través de una serie prestaciones que incluye la entrega de tratamiento endovenoso, antibióticos, analgésicos, instalación de invasivos y su manejo; Curaciones avanzadas; Rehabilitación kinesiológica y fonoaudiológica; y acompañamiento a pacientes oncológicos así como aquellos que se encuentran en su etapa final de la vida.

“Como unidad nuestro compromiso es con la salud de nuestros pacientes, acompañando su etapa de recuperación, educando a su familia en los cuidados, fomentando el autocuidado y la responsabilidad con su salud”, expresó María Angélica Gutiérrez.

En el futuro Hospital Provincial Marga Marga la unidad proyecta un mayor crecimiento, considerando el aumento del territorio asignado, lo que significará recorrer mayores distancias para llegar a los hogares de las y los pacientes.

About Post Author