Bomberos de Valparaíso revisaron sistema de redes secas del Hospital Carlos van Buren

Con buenos resultados finalizó las pruebas de inspección y mantención de las redes secas del Hospital Carlos van Buren que fueron realizadas por el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, en conjunto con la Unidad de Gestión de Riesgos y Salud Ocupacional de la institución de salud porteña.

Los voluntarios revisaron las dos redes secas del nosocomio que se ubican en la Torre Médica y el Consultorio Adosado de Especialidades, quienes conectaron las mangueras de un carro bomba en las bocas de entradas de las tuberías para llenarlas de agua y comprobar tanto su hermeticidad como la existencia de fugas, pruebas que resultaron positivas.

La jefa de la Unidad de Gestión de Riesgos y Salud Ocupacional del Hospital Carlos van Buren, Valia Neese, tras la revisión destacó que “esta actividad está enmarcada dentro de los planes preventivos institucionales respecto a la revisión periódica de las instalaciones y consiste en la inspección por parte del Cuerpo de Bomberos, cada tres años, de todas nuestras redes secas que tenemos en la Torre Médica y en el Consultorio de Especialidades, prueba que consiste en incorporar agua a los sistemas mediante carro bomba para poder probar su hermeticidad y las posibles fugas”.

La ingeniera en prevención indicó que “afortunadamente la actividad salió sin ningún imprevisto. Anteriormente”.

Por su parte, el prevencionista de riesgos de la empresa del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, “Valparaíso 1851”, confirmó los resultados de la operación y dijo que “realizamos pruebas de red seca a los edificios de la Torre Médica y del Consultorio de Especialidades del Hospital Carlos Van Buren, los cuales terminaron satisfactoriamente sus revisiones y estamos a la espera del envío de los certificados de aprobación de ambos edificios. Las inspecciones se realizaron con un carro de bomba presurizando ambos sistemas y verificando la hermeticidad de las redes contra incendio, no presentaron ningún problema de fugas ni inconvenientes mayores”.

Uso exclusivo de Bomberos

En cuanto los protocolos de mantención y el uso de las redes secas, la funcionaria dilucidó que “nuestro protocolo interno establece que cada tres años debemos hacer la mantención y afortunadamente en estos últimos tres años han salido bien las instalaciones, por lo tanto, también hay una tranquilidad para nosotros como hospital, con respecto a poder contar con los sistemas mantenidos y de gran importancia, como lo es un sistema de redes para combatir incendios que es de uso exclusivo de bomberos”.

Dos redes secas

El Hospital van Buren cuenta con redes secas solamente en dos de sus edificios que corresponden a la Torre Médica y el Consultorio Adosado de Especialidades, en ese sentido, la ingeniera prevencionista, Valia Neese, comentó que “el hospital solamente cuenta con estas instalaciones en la Torre Médica y el Consultorio de Especialidades, no es lo esperable y lo ideal es que todas las instalaciones y todos los edificios cuenten con este sistema. Sin embargo, dado que son edificios de larga data, no nos queda más que suplir con otros equipos de extinción y en ese escenario, tenemos que suplir con extintores, por lo menos en Torre Quirúrgica, Otorrinolaringología, Oncología, lavandería y otros edificios. No es lo esperable, sin embargo, lo que tenemos lo mantenemos en buenas condiciones”.

Red Húmeda

En relación a las redes húmedas del hospital, la especialista sostuvo que “les hacemos pruebas anuales, nosotros mismos las hacemos en la unidad con apoyo de la Unidad de Infraestructura e Instalaciones de nuestro centro, donde probamos las redes, las presiones y las válvulas, estiramos las mangueras para verificar que no hayan fisuras en los sistemas. Pero también están todas al día y en el momento que hay deficiencias o roturas, las enviamos a una empresa externa para que lo resuelvan y con eso nosotros podemos dar el visto bueno a través de nuestro checklist anual”.

Por último, la profesional explicó que “la red húmeda es un sistema de cañerías conectada al sistema de agua potable que permite la primera intervención en caso de incendio, la red tiene dispositivos que contienen una manguera de 25 metros de longitud, están dispuestas en algunas torres de nuestros edificios, y que finalmente es de uso interno, es decir, cualquier persona puede activarla en caso de incendio, no así la red seca, que es de uso exclusivo de Bomberos”.

About Post Author