Concejo Municipal de Quillota aprobó en forma unánime un presupuesto de 24 mil millones para el próximo año

En el último día de plazo -jueves 15 de diciembre- el Concejo Municipal de Quillota aprobó en forma unánime el Presupuesto Municipal 2023, que supera los 24 millones de pesos y que permitirá el funcionamiento de la institución, de la ciudad e incluso, la inversión en diversos aspectos de infraestructura y operativos que han provocado el crecimiento de la población y la expansión territorial de la comuna.

            Pese a que el Presupuesto se viene trabajando desde hace dos meses, mediante reuniones con el Concejo Municipal, Administración Municipal y la Dirección de Administración y Finanzas, junto a los equipos técnicos de la institución, la aprobación en la fecha límite responde a la necesidad de ciertas certezas y señales de parte del nivel central. Cabe recordar que el Presupuesto de la Nación se está votando actualmente en el Congreso, que hay diversas normativas impulsadas por el Gobierno que transformarán la Administración Pública -incluidos los municipios- y que además, Chile se ha vista afectado por la crisis inflacionaria que afecta a nivel global.

            Según detalló el alcalde de Quillota, Óscar Calderón Sánchez, “hemos hecho todo lo posible para manejar de mejor manera la información, que ha sido bastante compleja en este último periodo y poder disminuir la incertidumbre y tomar una decisión a nivel de certeza administrativa y financiera. El presupuesto municipal año 2023 tiene un ingreso total presupuestado de 24 mil millones 859 mil 36 pesos. Gracias a todos y a todas por sus comentarios, fundamentos, observaciones y planteamientos en esta aprobación del Presupuesto 2023. Gracias por el trabajo arduo desarrollado, no hoy día, sino desde hace mucho tiempo en la discusión, análisis y elaboración del presupuesto a nuestros concejales y concejales, por su participación activa”.

Alta ejecución este 2022

            El jefe comunal valoró y agradeció, además, el trabajo del equipo técnico municipal, que desarrolló una propuesta financiera acorde a las circunstancias económicas y sociales que viven el país y la comuna, y que espera, permitan repetir el 2023 los buenos resultados de gestión alcanzados por la Municipalidad de Quillota durante el año que termina.

Desde esa perspectiva, aseguró que se trata de “un presupuesto que nos dé la certeza de que vamos a tener ciertos indicadores económicos como los que tuvimos este año a nivel de contabilidad. Este año existe una relación entre el presupuesto y lo efectivamente ejecutado por el presupuesto cercano al 95%. Eso es altísimo. El nivel de eficiencia y eficacia en el manejo del presupuesto y la ejecución presupuestaria es altísimo y es precisamente por eso es que hemos podido tener el manejo de la deuda, del control del presupuesto y de las medidas que hemos ido tomando a nivel del tema y dimensión financiera y presupuestaria que tan buenos resultados nos han ido entregando”.

Nuevas leyes e inversión en ciudad

            En cuanto a los énfasis, además de los temas tradicionales que debe abordar el presupuesto, como el retiro del aseo domiciliario, el alumbrado público, el funcionamiento de la Municipalidad, remuneraciones del personal, aporte a Educación y Salud, proyectos de inversión, mantención de áreas verdes y en general, el funcionamiento de la ciudad y el Municipio, el alcalde anunció el retorno de los Presupuestos Participativos, ampliándolos a Seguridad Pública -mediante recursos provenientes de la Subsecretaría de Prevención del Delito- así como una vigorosa inyección de recursos al mantenimiento de la ciudad.

            El alcalde Calderón puntualizó que “aparecen énfasis que están asociados al contexto en que nos encontramos. Hay una cantidad importante de leyes que son de interés para la comuna, pero también para quienes forman parte de la estructura municipal: el reajuste, el tema de la interpretación que hace la Contraloría -enhorabuena que así sea- para atender la categoría de contratos a honorarios y darle mayor estabilidad a la gestión de las personas, nos han generado un desafío importante y este presupuesto lo refleja. También tenemos que invertir en ciudad, porque esta ciudad tiene 100 mil habitantes, porque esta ciudad ha crecido considerablemente y porque cuando uno sale tanto a terreno, la comunidad puede compartir con nosotros las necesidades que van generándose a propósito del crecimiento”.

            En este último aspecto se incluyen el esperado mejoramiento de antiguos pavimentos y veredas, el barrido final del recambio de luminarias del alumbrado público, más inversión en seguridad para los barrios, nuevos proyectos de plazas y espacios comunitarios, inversión en acceso al agua potable en sectores rurales, además de la modernización de algunos sistemas de atención municipales, entre otras iniciativas.

About Post Author