Donald Trump presenta una demanda por el registro del FBI en su residencia de Mar-a-Lago en Florida

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, le pidió a un juez que paralice una investigación del Departamento de Justicia sobre los archivos incautados hace unas semanas de su casa durante un registro del FBI.

En una demanda, el equipo legal de Trump pidió que se nombrara un abogado independiente para supervisar los documentos que los agentes sacaron de Mar-a-Lago en Florida este mes.

Once conjuntos de archivos clasificados fueron requisados de la residencia de Trump el 8 de agosto, según el FBI.

Trump está siendo investigado por posible mal manejo de documentos clasificados de su época como presidente.

Este lunes 23, sus abogados pidieron que se nombre a un tercero como perito para determinar si los archivos incautados están cubiertos por el privilegio ejecutivo, que permite a los presidentes retener ciertas comunicaciones.

Los peritos especiales normalmente se designan en casos penales en los que existe la preocupación de que algunas pruebas puedan estar protegidas por el privilegio abogado-cliente u otras protecciones que podrían hacerlas inadmisibles en los tribunales.

“No es razonable permitir que el equipo de la fiscalía revise los documentos sin garantías significativas“, argumenta la demanda de 27 páginas.

“Aparte de devolver los artículos incautados… solo una revisión neutral por parte de un perito especial puede proteger el ‘gran interés público’ en la preservación de ‘la confidencialidad de las conversaciones que tienen lugar en el desempeño de los deberes oficiales del presidente'”.

Trump sostiene que el registro a su casa tuvo motivaciones políticas.

“Causa probable”

El Departamento de Justicia dijo en un breve comunicado que los fiscales estaban al tanto de la demanda de Trump y responderían en la corte.

La “orden de allanamiento en Mar-a-Lago fue autorizada por un tribunal federal tras el hallazgo requerido de causa probable“, dijo el portavoz Anthony Coley.

Los abogados de Trump presentaron la demanda en West Palm Beach, Florida, ante un juez que el expresidente nominó para el tribunal en 2020.

El documento repite el argumento de Trump de que el registro del FBI fue un esfuerzo motivado políticamente para bloquear sus posibles ambiciones presidenciales en 2024 y las perspectivas electorales de otros candidatos republicanos para las elecciones de mitad de período de noviembre.

“El presidente Donald J Trump es el claro favorito en las primarias presidenciales republicanas de 2024 y en las elecciones generales de 2024, en caso de que decida postularse”, dice el documento.

La aplicación de la ley es un escudo que protege a los estadounidenses“, continúa. “No se puede utilizar como arma con fines políticos”.

El “movimiento sorprendentemente agresivo” en Mar-a-Lago por parte de unas dos docenas de agentes del FBI tuvo lugar “sin comprender la angustia que causaría a la mayoría de los estadounidenses”, dijeron los abogados de Trump.

Su equipo legal continúa acusando al gobierno de Joe Biden de filtrar “justificaciones inexactas y siempre cambiantes” sobre el registro a medios de comunicación.

La acción legal del lunes también dice que Trump y su equipo quieren que el Departamento de Justicia proporcione una lista más detallada de lo que se incautó durante el registro del FBI.

El juez que aprobó la orden de allanamiento -algo sin precedentes para la casa de un expresidente estadounidense- aún está determinando si divulga la declaración jurada que se presentó como justificación de la investigación.

El lunes, el juez Bruce Reinhart dijo que las redacciones propuestas por el gobierno para la declaración jurada eran tan extensas que “no tenían sentido” si se divulgaban, aunque dijo que todavía creía que no debería permanecer completamente sellada dado el interés público en el caso.

About Post Author