Vecinos y feriantes de Marga Marga se comprometieron con la donación de órganos

Los vecinos, vecinas y locatarios de la Feria Marga Marga de Viña del Mar dijeron sí a la donación de órganos, gracias a la iniciativa de la Unidad de Procura del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, que se instaló en el estero, para aclarar las dudas y difundir este importante proceso para mejorar la calidad de vida de quienes requieren un trasplante para seguir viviendo.

De esta manera, y a través de un juego de preguntas y respuestas, los habituales compradores de la feria pudieron derribar conocidos mitos sobre la donación, como lo explica Hans Beckar, enfermero coordinador local de Procura del Hospital Dr. Gustavo Fricke al señalar, “es una evaluación totalmente positiva, siendo una de las primeras actividades en terreno para difundir la actividad de donación de órganos y tejidos a la comunidad. Como duda, consultaban si tenían que hacer algo para decir que eran donantes. Muchos tenían la noción de que tenían que ir al Registro Civil y decir al momento de renovar el carnet de identidad o la licencia, que eran donantes, y eso ya no es así. Otra duda que tenían era si podían donar pese a tener patologías o comorbilidades crónicas, y la verdad es que es algo que se ve en el momento, pero todos pueden donar”.

Así lo comprobó Maybeth Galvez, venezolana con 3 años de residencia en Viña del Mar: “La verdad, felicito a todo el grupo del Hospital Dr. Gustavo Fricke, porque la manera de educarnos a la población es darnos información de algo tan importante que en algún momento algún ciudadano pudiera necesitar. (Aprendí que) hay que integrarse, preguntar, participar y que se puede donar después de la muerte”. Una opinión similar tuvo Angélica Segura, quien señaló que “estoy comprando en la feria y me encontré con esto que es súper bueno, es necesario que todos sepamos que somos donantes potenciales independiente de la edad y la circunstancia. Siempre es necesario que todos sepamos que podemos donar algo y que sirvamos de algo cuando nos vamos”.

De manera simbólica, los participantes hicieron un compromiso para conversar con sus familias sobre la decisión de donar órganos, a través de una huella digital que se convirtió en una de las hojas del árbol de la vida de la campaña de difusión. De manera complementaria, la I. Municipalidad de Viña del Mar aportó, a través del vivero comunal, con plantitas para la comunidad, como un estímulo para mantener el espíritu de la donación.

About Post Author