25/04/2024

Hospital Geriátrico La Paz de la Tarde incorpora canoterapia para fortalecer el trato usuario

Con un recorrido y contacto con los funcionarios y pacientes del Hospital Geriátrico La Paz de la Tarde, inició el trabajo de “Nube”, una bella perrita de terapia de sólo seis meses de vida, que está en proceso de formación y que por tres meses será una funcionaria más del centro asistencial, para promover la canoterapia, una innovadora estrategia de sanación para la comunidad funcionaria y usuaria.

Así lo destacó Natalia Sepúlveda, fonoaudióloga y técnico en terapia asistida que junto a “Nube” y su entrenadora, lideran esta estrategia piloto en este Hospital del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota. “Ella es una perrita de terapia que está en formación y todo lo que nosotros vamos a entregar y todo lo que los funcionarios han visto que ha pasado con Nube, se basa en el maravilloso vínculo humano-animal, y en el bienestar que puede recibir Nube, porque los beneficios no sólo van a ser para las personas que participen con ella, sino que para ella también es beneficioso trabajar con personas”.

Además, agregó que “Nube tiene características que son muy especiales, sobre todo su temperamento, porque a ella le encanta recibir mucho cariño y conocer personas nuevas de todas las edades y eso lo hemos ido trabajando desde que está con nosotras, hace aproximadamente dos meses”.

La Directora del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, Andrea Quiero Gelmi, comentó, tras visitar a Nube y conocer la terapia que realizará en el Hospital Geriátrico, “lo que intentamos es ponerle corazón a las manos o ponerle amor a todo lo que hacemos, y también se expresa en una actividad como ésta, en la cual un ser complementario a nosotros tiene la posibilidad de acercar, de humanizar el espacio y encontrarse. Estamos haciendo estas experiencias, buscando nuevas formas de expresar lo que nosotros somos y hacemos que es entregar mensajes de esperanza, entregar acciones terapéuticas que permitan una vida mejor, más saludable, más sana, en paz, incluyéndonos en el mundo y dando estos mensajes de alegría y fundamentalmente, de amor”.

Por su parte, la Dra. Alejandra Correa, Directora del Hospital Geriátrico comentó que “Nube fue un regalo del cielo. Estamos viendo que cada vez todos estamos muy afectados, tenemos una salud mental muy afectada, porque nos afecta mucho la enfermedad de nuestros pacientes y el sentir de ellos. Y este regalo, llegó a través de un llamado telefónico, nos ofrecieron este tipo de terapia, la canoterapia y dijimos de inmediato que sí, como un tratamiento piloto para nuestros funcionarios, pero hoy nos dimos cuenta que también podemos hacerlo con nuestros pacientes, porque la canoterapia muchas veces está enfocada en la rehabilitación y nosotros nos dedicamos a la rehabilitación”.

Experiencia con la comunidad funcionaria y usuaria

Una de las primeras funciones de “Nube” fue compartir con la comunidad funcionaria del establecimiento, para fortalecer el vínculo afectivo y de amor de esta perrita de terapia con los trabajadores y trabajadoras del Hospital Geriátrico. Daisy Torres, fue una de las primeras trabajadoras en compartir con Nube, ella se desempeña como auxiliar de servicio en el Hospital.  “Ella a mí me transmite tranquilidad y mucha emoción de participar en este proyecto. Me interesa, porque creo que son buenos métodos para uno, tener sus momentos de relajo y adquirir tiempos de dispersión. A mí las veces que he estado en contacto con ella me transmite calma”, indicó la funcionaria.

Beneficios de la canoterapia

La canoterapia tal como su nombre lo indica es una terapia basada en la presencia de canes o perros. De forma general se puede decir que está terapia busca ayudar a la rehabilitación de las personas con discapacidad física mental o problemas emocionales entrando en contacto con los perros que generalmente son de raza Golden o labradores, quienes estimulan sensorialmente a los pacientes. Entre sus principales beneficios destaca que mediante la canoterapia, se facilita la creación de vínculos afectivos con otras personas sobre todo en pacientes. Estimula el sistema inmunológico y motiva el desplazamiento y movimiento de los pacientes, mejorando la función muscular. A su vez, esta terapia ayuda a disminuir el estrés y la depresión, porque la convivencia o el contacto con los perros suele impactar positivamente el estado de ánimo, ofreciendo resultados muy rápidos durante el tratamiento.