30/05/2024

Indignación en Alemania por ataque incendiario contra sinagoga en Berlín

Más de 300.000 reservistas fueron llamados a filas por las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés), y las granjas, campos y kibutz (comunas agrícolas) del lado israelí de la frontera de Gaza están repletas de tanques Merkava, sistemas autopropulsados de artillería y millares de soldados de infantería totalmente armados y equipados para el combate.

Agentes de policía frente al centro comunitario judío y sinagoga que fueron atacados hoy con cócteles incendiarios en Berlín. Foto: Christoph Soeder/dpa

(Agencia alemana DPA GermanyToday especial para diario Crónica Limache)

Un edificio que alberga un centro comunitario judío y una sinagoga fue blanco de un ataque incendiario en la madrugada de hoy en Berlín, desatando una ola de preocupación y reacciones de las autoridades alemanas.

Los principales dirigentes alemanes, entre ellos el canciller, Olaf Scholz, y el presidente, Frank-Walter Steinmeier, expresaron su indignación por el incidente.

“Está muy claro que no aceptamos ni aceptaremos nunca ataques contra instituciones judías”, declaró Scholz a los periodistas en El Cairo, en el marco del viaje que lo llevó previamente a Israel.

Scholz se comprometió a reforzar la seguridad de la comunidad judía en Alemania y dijo sentirse personalmente indignado por el incidente y los informes sobre consignas antisemitas gritadas en manifestaciones propalestinas no autorizadas que tuvieron lugar en Berlín. También afirmó que la gran mayoría de los alemanes piensan como él.

“La seguridad de los ciudadanos de confesión judía, así como la protección de las instituciones judías, es nuestra máxima prioridad”, declaró Wolfgang Büchner, portavoz adjunto del gobierno de Scholz.

Dos desconocidos lanzaron sendos artefactos incendiarios de fabricación casera contra el edificio, que alberga varias instituciones judías, entre ellas una Escuela Talmud Torá, una sinagoga y una guardería, según informó el diario “Tagesspiegel”.

Los cócteles molotov no alcanzaron el edificio, sino que se estrellaron y ardieron en la acera, denunció la comunidad Kahal Adass Yisroel en la plataforma X (antes Twitter).

El incidente se produjo en el céntrico barrio de Mitte hacia las 3:45 horas (01:45 GMT) y los responsables consiguieron huir pese a la intervención de los agentes de policía asignados a la vigilancia de la sinagoga.

En un segundo incidente ocurrido por la mañana, la Policía que investigaba el atentado detuvo temporalmente a un hombre joven que corría hacia el edificio gritando consignas contra Israel y lo está investigando.

El intento de provocar el incendio en el centro judío se produjo horas después de que la Policía de Berlín se enfrentara en repetidas ocasiones con manifestantes en protestas propalestinas no autorizadas. La policía calificó de disturbios los incidentes ocurridos en algunas partes de la ciudad, entre ellas la Puerta de Brandeburgo.

Las manifestaciones espontáneas se produjeron después de que una devastadora explosión en un hospital de la Franja de Gaza matara a cientos de personas.

Los grupos extremistas palestinos y varios países árabes culparon rápidamente de la explosión al ejército israelí, pero Israel insiste en que fue causada por un cohete fallido lanzado desde la propia Gaza por el grupo Yihad Islámica y ha presentado pruebas para respaldar su afirmación.

El sindicato policial declaró que más de 20 miembros del personal de emergencias resultaron heridos en los enfrentamientos, en los que al parecer se lanzaron piedras y fuegos artificiales contra agentes y bomberos.

La escalada del conflicto entre grupos armados palestinos e Israel ha suscitado preocupación en todo el mundo por los atentados contra grupos judíos.

El comisionado berlinés de la lucha contra el antisemitismo, Samuel Salzborn, expresó su temor de que la violencia contra la población judía no haga más que aumentar en los próximos días.

De hecho, la comunidad judía de Berlín pidió hoy la solidaridad de los habitantes de la capital alemana. “85 años después de la noche de los pogromos del Tercer Reich, las sinagogas van a arder de nuevo”, advirtió el presidente de la comunidad judía de Berlín, Gideon Joffe.

“La violencia antijudía en las calles de Berlín ha alcanzado así una nueva dimensión”, añadió, y dijo que la comunidad se siente insegura.

El Consejo Central de los Judíos de Alemania condenó el atentado del miércoles, calificándolo de “continuación consecuente de la glorificación del terrorismo de Hamás en las calles alemanas”.

El ‘Día de la Furia’ no es sólo una frase. Es terror psicológico que conduce a atentados concretos”, añadió respecto de las protestas convocadas por el grupo libanés Hezbolá.

La embajada de Israel en Alemania pidió una rápida respuesta tras el ataque a la sinagoga: “Confiamos en que las autoridades policiales alemanas tratarán este caso con severidad inflexible”, publicó la representación diplomática en la red X.