23/04/2024

Así es la escenografía de Viña 2023

Bastó un golpe de vista. En junio pasado, cuando los encargados del equipo de producción a cargo del Festival de Viña se internaron en las bodegas en busca de las estructuras de la escenografía que se ocupaba desde 2020, descubrieron que los dos años sin uso no pasaron en vano. “Estaba todo podrido. Nos encontramos con que la bodega tenía filtraciones de agua y la escenografía estaba perdida”, detalla Daniel Merino, el productor general del evento, que este año vuelve tras dos años de un doloroso silencio.

“Hay que recordar que la Quinta Vergara está emplazada en un lugar donde está el mar, y eso se come todo el fierro que no está galvanizado. La escenografía no se galvanizaba porque todos los años se le hacía mantención y se ocupaba. Pero tras dos años sin uso, volver al lugar fue realmente duro”, agrega.

Aquel fue el punto de partida para el diseño de una nueva estructura de escenario de 1.500 mts2 que debutará para el regreso del Festival el próximo 19 de febrero, en una labor conjunta entre Canal 13, TVN y la productora Bizarro. Un trabajo que no fue fácil y significó una gestión a contrarreloj. “Se necesitó dos meses, junio y julio para armar una idea. En agosto recién empezamos a ver mock up y draft de la escenografía, para comenzar a construir en noviembre. O sea, es una escenografía que se construyó en tiempo récord y realmente yo creo que va a impactar”, detalla Merino.

Respecto al ingente montón de fierro oxidado, el productor detalla que en gran parte se entregó para reciclaje. “Lo que se pudo salvar, se salvó, pero el 95% de la escenografía se tuvo que reciclar a través de fundiciones de fierro y otros”.

LA NUEVA ESCENOGRAFIA

El diseño de la nueva escenografía mantiene el concepto de la que se usaba desde 2020, original de Bart Stravert, destacado arquitecto holandés de amplia experiencia en el rubro, quien ha trazado las estructuras usadas en festivales masivos como Mysteryland. Para el regreso se hizo una adaptación a cargo de Alejandro Jaramillo, mientras que el diseño de iluminación es de Felipe Serey, quien realiza la misma función desde 2019.

“Lo único que se va a mantener de la escenografía original son las costillas, como le llamamos nosotros, que son estas verticales aéreas que están colgando en la Quinta Vergara, son cerca de 38 a 40. Pero toda la parte central este año se va a cambiar, se va a remodelar y se van a incluir elementos nuevos como escaleras y pantalla central con doble nivel”, agrega Merino.

¿Hubo posibilidad de un retorno de la recordada concha acústica, un símbolo de Viña en el pasado? nunca estuvo en la discusión, detalla Merino. “El diseño está basado en el que hizo Stravert. Entonces, por un asunto técnico, la concha acústica trae problemas estructurales. En la Quinta no podíamos montar algo así y se tomó la decisión de ir por esto, que era más innovador, apostar por la gaviota y empujar el ícono gaviota hacia adelante”.

Otras novedades van en las pantallas laterales. “Se van a extender y se les va a enmascarar con forma de Gaviota, como una forma de reforzar la identidad corporativa del Festival”. En total, son más de 1.000 metros de pantallas led, que en total suman 25 millones de megapixeles. Además, por primera vez se proyectarán las visuales en tres señales 4k de alta definición.

Las fuentes consultadas por Culto, detallan que los costos de una escenografía de tal envergadura, diseñada y construida desde cero, oscilan alrededor de los 600 millones de pesos. Luego se monta, y se le hace mantenimiento en cada temporada. En este caso, el montaje de la nueva estructura partió el día 10 de enero, y se extenderá hasta el próximo 10 de febrero. “Actualmente, en la Quinta Vergara hay 200 personas trabajando; desde carpinteros, arquitectos, ingenieros, directores de proyecto, productores, etc. Entregan turnos de ocho horas, porque tratamos de cuidar mucho a las personas que trabajan con nosotros, Viña es un desgaste físico y emocional tremendo”, detalla Merino.