30/05/2024

30 mil fans vibraron con show de Backstreet Boys en Viña del Mar

La boyband más exitosa de los 90 regresó a nuestro país y se presentó este miércoles 1 de febrero en el Estadio Sausalito en la ciudad jardín.

Luego de tres años, los Backstreet Boys se presentaron este miércoles en el Estadio Sausalito y ante su ansiado regreso, más de 30 mil pesonas asistieron al shpw para corear y bailar al ritmo de “Get Down” y “Everybody”, esta vez en el recinto viñamarino que fue testigo de un exitoso show ideado por la productora DG Medios, quien buscó descentralizar los espectáculos masivos.

No obstante, fue una jugada arriesgada, la fecha de su tour DNA cayó un miércoles laboral y en un horario complejo, pero los cortes de tránsito, las largas filas de espera y un taco kilométrico en dirección a Santiago, no lograron opacar el espectáculo de una de las boyband más conocidas del mundo.

Carritos de comida, contingente policial y actividades para entretener a la gente, dieron pie a una noche que se esperaba fuera sorprendente. Y lo fue. Cuando Kevin, Nick, Bryan, Howie y A.J saltaron al escenario, dejaron claro que darían todo en el Sausalito.

Durante la noche, soltaron discursos como llevamos 30 años haciendo música y ustedes 30 años con nosotros”, “por ustedes los Backstreet Boys existen”, lo cual desató la locura de los asistentes en la Ciudad Jardín.

La fanaticada vibró con un show de cerca de 2 hora con hit tras hit, centrados principalmente en su último álbum DNA, pero con canciones de toda su historia que hicieron cantar al público.

Sin embargo, hubo un momento en medio del show en el que la temperatura del público subió significativamente. Mientras el resto de la banda se fueron a cambiar vestuario al backstage, Kevin Richardson y AJ McLean decidieron hacer su cambio de ropa en medio del escenario.

Entre broma y broma, armaron una especie de separador para que no se mostraran completamente desnudos, pero ambos se cambiaron frente a todas las fanáticas mientras conversaban con ella.

TACOS EN VIÑA

El punto bajo de la jornada se vio en las calles, lejos de las fronteras del evento. Una gran fila de autos se acumuló en el Sporting, lugar que funcionó como estacionamiento debido al atochamiento vehicular provocado por el espectáculo.

Asimismo, usuarios informaron sobre un taco en la Ruta 68 debido a infortunados trabajos en el Túnel Zapata.