25/06/2024

Papa Francisco dicta nuevas normas: Obispos y cardenales deberán pagar por departamentos en los que residen en el Vaticano

La nueva regulación -catalogado como ‘Rescriptum’- se produjo al final de una audiencia entre Francisco y el nuevo prefecto de la Secretaría de Economía, Maximiliano Caballero.

El Papa Francisco dictaminó que obispos y cardenales deberán pagar por vivir en los departamentos en el Vaticano, estableciendo que ningún dirigente de la Curia puede contar con un inmueble de la Santa Sede “a título gratuito o en condiciones particularmente favorables”.

La nueva regulación -catalogado como ‘Rescriptum’- se produjo al final de una audiencia entre Francisco y el nuevo prefecto de la Secretaría de Economía, Maximiliano Caballero, instancia en la que pidió “que se asignen y reserven mayores recursos a la Sede Apostólica”.

El Papa ha solicitado que “todos hagan un sacrificio extraordinario para destinar mayores recursos a la misión de la Santa Sede” por lo que los miembros de la Curia empezarán a pagar las viviendas ocupadas que, en algunos casos, son grandes palacios vaticanos. No obstante, el documento no hace mención sobre la posibilidad de que se lleven a cabo desahucios.

El precepto abarca todos “los inmuebles propiedad de las Instituciones y Entidades curiales que se refieren a la Santa Sede” y posee el objetivo de aumentar “los ingresos procedentes de la gestión de los bienes inmuebles”. Asimismo, la norma también aplica al uso de inmuebles análogos a las usadas en Italia para aquellos que no trabajan ni prestan servicio a la Santa Sede o al Estado de la Ciudad del Vaticano.

“Los contratos ya estipulados antes de la entrada en vigor de la presente disposición continuarán hasta su vencimiento natural, pero podrán ser prorrogados o renovados sólo de acuerdo con las disposiciones anteriores”, señala el documento.

Según información recogida por el diario ‘Il Gazzetino’, la decisión fue tomada por el Papa Francisco tras reunirse el pasado 13 de febrero con el prefecto de la Secretaría para la Economía Maximiliano Caballero Ledo, donde este último expuso a la máxima entidad eclesiástica la “particular gravedad” de la economía de la Santa Sede.