SAMU SSVQ entregó valiosa cooperación a la atención prehospitalaria en el Santuario de Lo Vásquez.

Luego de dos años suspendida por contingencia sanitaria, se realizó una nueva peregrinación al Santuario de Lo Vásquez, en la que participaron alrededor 1 millón 200  mil fieles, bajo altas temperaturas en la comuna de Casablanca.

A esta masiva fiesta religiosa, acudió el SAMU SSVQ para prestar el apoyo necesario al plan de coordinación de esta festividad con tres móviles de emergencia de las bases de Quintero, Quillota y Viña del Mar, junto al apoyo logístico para el despliegue del Puesto Médico Avanzado (PMA). Todo coordinado previamente con el Departamento de Gestión de Emergencias y Desastres del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, junto con el Servicio de Salud Valparaíso San Antonio, con el fin de brindar atención médica prehospitalaria a los peregrinos que requieran atención de urgencia.

Así lo destacó el Dr. Erich Liebig, Médico Coordinador de Emergencias y Desastres SSVQ, quien comentó tras la jornada que “se definió que la metodología a utilizar en el Santuario sería la correspondiente a la Célula de Información y Coordinación Médica (CICOM), a través de la cual se ordena y distribuyen las funciones, las tareas y se va llevando el registro de todas las prestaciones asistenciales que ocurrieran en el Santuario y su periferia inmediata. Este CICOM, estuvo compuesto por los líderes de los Servicios de Salud Viña del Mar Quillota y Valparaíso San Antonio “

A su vez, agregó que “Es importante señalar que la labor clínica asistencial fue provista por los equipos SAMU de ambos servicios, con voluntarios de la Defensa Civil y Cruz Roja, más funcionarios del Hospital de Casablanca, y el despliegue de la Unidad Logística del SAMU SSVQ, que instaló el Puesto Médico Avanzado (PMA), para destinar en este espacio, el manejo de los pacientes más complejos y eventuales acciones de reanimación y soporte vital que pudiesen ser requeridos. También es importante destacar a los becados de Medicina de Urgencia de la Universidad de Valparaíso, ya que un total de once médicos de esta casa de estudios, que cursan su segundo y tercer año de programa de especialidad, y otros cinco médicos becados de la Universidad de Chile, trabajaron en sistema de turnos para asegurar la cobertura sanitaria continua”.

Trabajo conjunto y coordinado

Gracias a este trabajo se coordinó una atención oportuna durante la masiva festividad religiosa, logrando, además, la estabilización de los pacientes más complejos y una rápida derivación a un establecimiento de mayor complejidad de ambos Servicios de Salud.

“El balance es bastante positivo, bastante gratificante. Se pudo trabajar de forma continua, colaborativa, ordenada, con todas las instituciones, con todos los colaboradores que estuvieron presentes en el lugar. Esta es siempre una instancia de aprendizaje y de fortalecimiento del sector salud y estas actividades masivas, sirven para nuestro entrenamiento para prepararnos ante situaciones quizás no previstas, como desastres naturales, en los cuales también se puede requerir el despliegue del Puesto Médico Avanzado, equipos de asistencia que trabajen de manera conjunta para brindar lo mejor de sí para nuestros usuarios y comunidades“, comentó el Dr. Erich Liebig, tras finalizar este trabajo conjunto como dispositivos de emergencia prehospitalaria.

Durante este año, entre todos los dispositivos e instituciones de emergencia, se registró un total de 352 atenciones de salud a los peregrinos, de los cuales seis, requirieron ser trasladados a Hospitales de mayor complejidad, dado su cuadro clínico.

Cabe destacar, que como en todo evento masivo, las consultas y atenciones más comunes se trataron por descompensaciones y desmayos asociados al calor, deshidratación y curaciones de heridas provocadas durante la peregrinación.

About Post Author